lunes, 12 de septiembre de 2011

Cuatro años esperando


En diciembre de este año se celebran elecciones legislativas en Rusia. Hora de balances.

Nikita Guirin, periodista
Traducido por Antonio Airapétov
Consultar el original

Mientras los técnicos de los partidos pulen los programas electorales para las elecciones de diciembre a la Duma estatal, hemos decidido recordar lo que prometieron los partidos cuando competían por un sitio en el parlamento en 2007.

Y hemos descubierto que sus escritos no se diferenciaron tanto por sus objetivos (a fin de cuentas, las palabras de Dmitry Medvédev de que no hay una sola fuerza política en su sano juicio que no desee la prosperidad de su país tienen buena parte de razón) como por el tipo de retórica elegida.

Si Rusia Justa llenó su programa con declaraciones (“es necesario aumentar”, “es necesario reducir”) y PLDR lanzaba eslóganes en formato tradicional (“¡estamos a favor!”, “¡estamos en contra!, “¡nosotros queremos!”, “¡nos declaramos!”), Rusia Unida y el PCFR recurrieron sólo al indicativo: “haremos” y “elevaremos”.

Pero el PCFR siempre tendrá una excusa: no obtuvo la victoria en las elecciones. Los yedinorossy [miembros de Rusia Unida -N.T.], por el contrario, son el clan gobernante, en teoría capaz, considerando los recursos disponibles (inclusive su líder-primer ministro), de cumplir con los objetivos propuestos.

Podríamos recordar también el sonoro proyecto de manifiesto electoral de Rusia Unida modelado en 2003 que periódicamente reaparece en la red. Pero aquél no pasó de ser un proyecto: otra versión fue aprobada. Y es comprensible. El escrito afirmaba que para 2008 Chechenia y todo el Cáucaso Norte se convertirían en la Meca turístico-vacacional del país y que en 2010 estaría concluido el corredor de transportes San Petersburgo – Anadyr.

Algunos puntos del programa electoral del partido del poder en 2007 asimismo rozaron la utopía.

Programa electoral de Rusia Unida en las elecciones a la Duma del Estado de 2007 y su realización.

- Salario mínimo equivalente al mínimo vital

Prometido:
En la base del programa social de Rusia Unida está el proyecto del partido “Trabajo digno”, orientado a la mejora de las condiciones laborales y al incremento salarial, solución para los problemas de la ocupación. Ya en 2008 el salario mínimo alcanzará en Rusia el mínimo vital. A un ritmo superior crecerá la remuneración del trabajo de los empleados del sector público. El salario de un científico, profesor, médico o trabajador cultural garantizará una vida digna para él y para su familia.
En realidad:
El salario mínimo se situó al 1 de junio de 2011 en 4.611 rublos [112 € -N.T.]. Al mismo tiempo, el mínimo vital, que se determina una vez por trimestre, se elevó a 5.902 rublos [143 € -N.T.] (la previsión para el segundo trimestre de 2011 es de 6505 rublos [157 € -N.T.]). Según datos del Ministerio de Economía y Desarrollo, el salario medio nacional de un profesor es actualmente de unos 21 mil rublos [509 € -N.T.], el de un médico, de unos 26 mil [629 € -N.T.]. Evidentemente se trata tan solo de una media aritmética que incluye los salarios de altos funcionarios de los ámbitos mencionados y que no considera el abismo que separa Moscú y las regiones.
- Reducción de la inflación y erradicación de la pobreza

Prometido:
Como consecuencia de un significativo incremento de las pensiones y de los salarios y de la reducción de la inflación (hasta un 5% en 2011), Rusia definitivamente dejará de ser un país de personas pobres.
En realidad:
En 2007, la inflación se situó en un 11,9%. A comienzos de 2011 este indicador arrojaba el 4,8%. Globalmente los financieros de Rusia Unida hicieron una cabal evaluación de las perspectivas económicas del país (es necesario tener en cuenta la reciente –y posiblemente también venidera- crisis financiera). Aunque a finales del año, según estimaciones de expertos, la inflación se situará en el 7% (el pronóstico del Ministerio de Finanzas es de 6,5%). Por debajo del umbral de la pobreza (ingresos inferiores al mínimo vital), según los datos del Rosstat [Servicio Federal de Estadística Estatal -N.T.], para el primer trimestre de 2011 se encuentran 23 millones de nuestros compatriotas (es decir, un 16,1% de la población del país), lo que supera en 2,3 millones el mismo período de 2010. Y, aún con todo, los expertos se muestran convencidos de que los datos están rebajados.
- Traslado de los casinos a zonas de juego
Prometido:
Todos los establecimientos de juego situados fuera de las cuatro zonas especiales de juego habrán cesado en su actividad el 1 de julio de 2009.
En realidad:
La actividad de los establecimientos de juego no había cesado el 1 de julio de 2009 sencillamente porque las zonas de juego ni siquiera habían terminado de estar edificadas. Aunque pueda parecer sorprendente, ninguna de ellas ha sido concluida hasta el día de hoy. El primer establecimiento de juego deberá abrir sus puertas en la zona Primorye tan sólo este otoño. Y teniendo en cuenta las redadas masivas contra establecimientos de juego de Moscú tras el nombramiento del nuevo alcalde Serguey Sobyanin, así como el escándalo del casino clandestino de la región de Moscú en que se vieron implicados miembros de las fuerzas de seguridad, nos podemos imaginar cómo es el cuadro general en todo el país.
- Freno al despoblamiento
Prometido:

El despoblamiento de Rusia será detenido.

En realidad:

Según datos del Rosstat, el descenso natural de población en enero-mayo de 2011 se redujo en comparación con el período correspondiente de 2010 en 1.400 personas. Sin embargo, la población permanente de Rusia al 1 de junio de 2011 era de 142,8 millones de personas y, desde que comenzó el año, se ha reducido en 86.200 personas, el 0,06%. Para la misma fecha del año anterior se observó una reducción de la población de 53.000 personas, el 0,04%. Según los optimistas pronósticos realizados el año pasado por el Rosstat, en 2031 la población habrá descendido hasta los 139 millones. Hace dos años se hizo público un informe del Programa de Desarrollo de la ONU según el cual el país habrá perdido 11 millones de personas ya en 2025.
Hay que destacar que algunas de las cosas afirmadas en el programa electoral de Rusia Unida hace cuatro años sí pasaron. Por ejemplo, tal como se prometió, la pensión nominal media del país por lo menos se duplicó y todas las escuelas y bibliotecas han sido equipadas con tecnologías informáticas (se entiende que al menos con ordenadores, no estamos hablando de internet, y menos de alta velocidad). Aunque aquí surge la cuestión de quién tiene más mérito de estos modestos logros: el partido Rusia Unida o los empleados de las escuelas que conseguían arrancar a las autoridades locales el dichoso ordenador.

No existe un mecanismo que permita calcular un coeficiente de eficacia de Rusia Unida, al igual que no hay un mecanismo de responsabilidad por promesas incumplidas que no sean unas elecciones libres. Si no se cumple con lo prometido, no hay reelección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada