lunes, 9 de marzo de 2015

Algunos hitos de la industria soviética del transporte

9 diseños innovadores made in USSR. Todos ellos desafiaron las concepciones de su tiempo, pero solo algunos lograron triunfar. Muchos se quedaron en prototipo y otros no encontraron acomodo en el mercado.

Traducido por Antonio Airapétov
Original

BELKA
En 1955 el Instituto de Automoción y la fábrica de Irbit, desarrolló el prototipo de un peculiar automóvil. La versión experimental del Belka [ardilla en ruso — NT] llamaba la atención por su chata proa y alargada popa, así como por la original puerta de maletero delantero por la cual el conductor y el copiloto accedían a sus asientos. El concepto provenía del vehículo de pequeña cilindrada italiano Isetta de 1953. Sin embargo, si bien Isetta llegó a fabricarse en serie, Belka se quedó en el prototipo.


GAZ-21 VOLGA
La sucesora del Pobeda reunió lo mejor de los modelos extranjeros de la época. Sin embargo, cuando en 1957 al fin arrancó su producción en serie, el diseño ya había perdido vigor. En todo caso, no fue algo que preocupara en demasía a los soviéticos, para quienes el Volga se convirtió, por muchos años, en sinónimo de éxito y bienestar. Para poder comprarla un simple ingeniero habría tenido que ahorrar la totalidad de su salario durante cinco años. Pese al elevado precio, el Volga, con su característico ciervo de la capota delantera, se convirtió en un éxito: en un cuarto de siglo se llegaron a fabricar 639.500 unidades.


METEOR
La Unión Soviética fue pionera en la fabricación de hidroalas para transporte de pasajeros, cuya fabricación en serie dio comienzo en 1957. El motor de 1.000 cv permitía a esas embarcaciones llegar a velocidades de 65-70 km/h, inalcanzables para lanchas normales. El precio a pagar era el alto consumo de combustible, lo que, a su vez, repercutía en los precios de los billetes. Y aunque un viaje en una embarcación como esa no era barato, nunca faltaron quienes quisieran disfrutar surcando las aguas con el viento de cara. Los alados Raketas [cohetes — NT], así como los Meteores [meteoritos — NT] y Kometas de nueva generación, fueron ampliamente exportadas y su producción no cesó hasta comienzos de los 2000.


GAZ M-20 POBEDA
En febrero de 1943, justo tras la derrota de los fascistas en Stalingrado, la fábrica de automóviles de Gorki emprendió el diseño de un nuevo automóvil para las masas. El Opel Kapitan de 1938 sirvió de punto de partida: su aerodinámica carrocería estilo pontón y el chasis de suspensión delantera independiente eran considerados muy avanzados para su época. Sin embargo, los diseñadores soviéticos mejoraron el original: quitaron los alirones sobresalientes y redujeron la altura de la carrocería, haciéndola aún más aerodinámica. Los modelos piloto llevaban el nombre de Ródina [patria — NT], pero antes de poner en marcha la cadena de producción, la denominación se cambió por Pobeda [victoria — NT]. Dice la leyenda que a Stalin no le gustó que la «patria» pudiera llegar a ser un bien de consumo.


TU-144
La primera aeronave de pasajeros supersónica, capaz de alcanzar 16.300 metros de altura y una velocidad de 2.150 km/h, fue diseñada en la oficina de constructores de Andrey Túpolev. El avión levantó el vuelo el 31 de diciembre de 1968 para rebasar por vez primera la barrera del sonido: su competidor más cercano, el francés Concorde, no aparecería sino hasta dos meses más tarde. Gracias a sus excepcionales alas delanteras plegables, el Tu-144 tuvo mayor capacidad de maniobra que el Concorde, aunque esa ventaja se volvió contra él: en 1973, durante una exhibición aérea en Le Bourget el Tushka literalmente se desintegró en el aire y cayó al suelo como un pájaro muerto. La catástrofe no impidió la puesta en marcha de la explotación comercial del supersónico: el 1 de noviembre de 1977 el Tu-144 se encargó de la ruta Moscú-Almaty. Sin embargo, en tan solo siete meses los vuelos fueron suspendidos por falta de rentabilidad.


NIVA
El todoterreno 4x4 para habitantes de zonas rurales fue desarrollado en la fábrica de automóviles VAZ por el diseñador de Leningrado Valériy Siómushkin sobre la base de un Zhigulí normal [el utilitario más común de la Unión Soviética — NT]. En este caso los diseñadores soviéticos tomaron la delantera al mundo entero: el Niva [trigal — NT] se empezó a fabricar en 1977, mientras que en Occidente no aparecerían vehículos de ese tipo sino hasta finales de los 80. Los Nivas disfrutaron de una excelente demanda en el extranjero e incluso hoy en día no es raro encontrar esos sencillos y económicos todoterrenos en carreteras de la Provenza o en regiones montañosas de Italia.


GAZ-13 CHAYKA
Tras las vertiginosas formas de la carrocería del Chayka [gaviota — NT], inspiradas en el diseño de los Packard norteamericanos, se ocultaba un automóvil de ensueño. Y no solamente porque era el primer coche soviético equipado con excesos burgueses tales como el cambio automático, dirección y frenos asistidos, elevalunas eléctricos e incluso radio con sintonización automática y antena eléctrica. Chayka era prácticamente imposible de comprar: solo se podía conseguir como una donación por parte del Partido. Un regalo que disfrutaron, entre otros, el patriarca Pimen, el escritor Shólojov, la bailarina Ulánova, así como la primera mujer cosmonauta Tereshkova, para la que Chayka fue pintada por primera vez de blanco.


PAZ TURIST-LUKS
El turístico Pazik de 8,5 metros fue desarrollado por el artista diseñador de Leningrado Mark Demídovtsev, padre del diseño de la VAZ, para la exposición de autobuses de Niza de 1969 en la cual consiguió tres primeros premios. Los diseñadores de la fábrica de autobuses PAZ se alejaron de los cánones corrientes para disponer el compartimiento de equipaje en la parte trasera, al lado del motor, y no bajo el suelo, gracias a lo cual se pudo bajar la altura del vehículo de los 3,5 a los 2,8 metros. Pese a los premios internacionales a su diseño, el autobús nunca se llegó a fabricar en serie.

TAXI VNIITE
Esta minifurgoneta con colores de taxi mantiene un aspecto futurista incluso hoy, pese a haber sido creada hace casi medio siglo. Desarrollada por encargo del Consejo de Ministros de la URSS por el Instituto Pansoviético de Investigación y Desarrollo en Estética Tecnológica [VNIITE por sus siglas en ruso — NT], se diseñó específicamente para hacer de taxi. En la espaciosa cabina de vidrio y plástico con suelo liso (el motor se situaba en la parte de atrás) todo estaba orientado a la comodidad de los pasajeros: accederían por una amplia puerta corredera eléctrica y podrían acomodarse en el asiento trasero con las piernas estiradas. El proyecto, sin embargo, resultó demasiado vanguardista para su lugar y su tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada