miércoles, 16 de abril de 2014

Vyacheslav Ponomaryov: "Nosotros encerraríamos a Yanukóvich en un sótano"


Texto: Galina Zárschikova, Yúriy Yúgov
Traducido por Antonio Airapétov

Командир самообороны Славянска Вячеслав Пономарев считает себя глубоко аполитичным человеком"Estamos fuera de la política. Nos interesa más el bienestar de los habitantes de la ciudad, el futuro de nuestros hijos y nuestra fe ortodoxa. Eso es lo que protegemos con tanto fervor." — declaró al periódico VZGLYAD el comandante del batallón de la autodefensa de Slavyansk Vyacheslav Ponomaryov. Según el comandante, ha conseguido convencer a los militares ucranianos para que se desarmen y abandonen la ciudad.

El "alcalde del pueblo" y comandante del batallón de la autodefensa de Slavyansk Vyacheslav Ponomaryov se hizo famoso el fin de semana pasado cuando asumió el mando en la ciudad. Más tarde invitó al presidente de Rusia Vladímir Putin a intervenir en la situación del Donbass.
Como informó esta mañana el periódico VZGLYAD, unos 60 militares ucranianos de las tripulaciones de los blindados enviados a Kramatorsk se pasaron al lado de los rebeldes, según informó un representante del cuartel de los milicianos. Los militares bajaron las banderas ucranianas y llevaron sus vehículos a Slavyansk. "Aquí vimos que no se trataba de separatistas ni de terroristas sino de población local normal y corriente, contra la que nosotros no lucharemos" — dijo uno de los militares. Todos los militares que se han pasado al lado de la milicia son de Dniepropetrovsk.
Por la tarde se supo que los milicianos pudieron convencer a una parte de los militares ucranianos para que abandonasen Slavyansk sin armas, según informó la milicia. "Unos 300 militares decidieron dejar las armas y marcharse a casa" — citó el periódico VZGLYAD al representante del cuartel de la milicia.
Vyacheslav Ponomaryov ha explicado al periódico VZGLYAD cómo terminaron las negociaciones con los militares ucranianos llegados a la ciudad y qué piensa hacer en caso de que Rusia no pueda prestarle apoyo militar directo.
VZGLYAD: Vyacheslav Vladímirovich, ¿cómo terminaron sus negociaciones con las tripulaciones de los blindados que llegaron esta mañana al centro de la ciudad?
Vyacheslav Ponomaryov: Los tripulantes de los blindados nos entregaron las armas y los mecanismos de apuntamiento, y recibieron avituallamiento. Les vestimos, les dimos de comer, y se fueron. Es decir, los desmovilizamos. Como lo digo.
VZGLYAD: Es decir, ¿se marcharon sin armas?
V. P.: Claro. Han ido a parar a nuestro territorio. Ahora ya no tenemos que andar corriendo por allí, en busca armas. Ahora estamos aquí sentados, esperando a que nos las traigan.
VZGLYAD: Antes ustedes declararon que los soldados de la 5ª brigada que se encuentra instalada a las afueras de la ciudad se ha unido a ustedes. ¿No les preocupa que sus promesas sean mera astucia militar? ¿Por qué están tan seguros de que no les atacarán?
V. P.: Lo que ocurre es que la gente militar se entiende con media mirada y con media palabra. Un militar siempre destaca por ser una persona de honor. Para él es lo más importante. Si ha dado su palabra, deberá cumplirla. En las relaciones comerciales, por el contrario, pasa al revés: cuanto más maniobras, más vales. Yo tengo unos valores completamente diferentes.
VZGLYAD: ¿Y cuáles son sus convicciones políticas? Por ejemplo, ¿recibiría bien a Yanukóvich si acudiera aquí? ¿Le reconocerían como legítimo presidente?
V. P.: Si Yanukóvich apareciera en nuestro territorio, le detendríamos y le meteríamos en un sótano. Tenemos algunas preguntas que hacerle...
VZGLYAD: ¿Considera al Partido de las Regiones un aliado, aunque sea en parte?
V. P.: Somos absolutamente apolíticos. No apoyamos ningún movimiento político, organización social, ni nada parecido. Algunos colaboran con nosotros, tenemos aliados. Pero nosotros estamos fuera de la política. Nos interesa más el bienestar de los habitantes de la ciudad, el futuro de nuestros hijos y nuestra fe ortodoxa. Eso es lo que defendemos con tanto fervor. Nuestra lengua rusa, nuestras tradiciones, nuestros valores seculares... y no esas modas de... no quiero decir palarotas... vamos, que no las comparto...
VZGLYAD: ¿Cómo consigue supervisar la defensa y la logística de la ciudad? ¿Tiene usted alguna experiencia en la gestión de servicios municipales?
V. P.: Precisamente ahora estoy resolviendo todas estas cuestiones. Hoy hemos celebrado otra reunión del aparato y fueron nombrados los responsables de los servicios más necesarios.
Tengo la experiencia necesaria en este ámbito. No he trabajado a esta escala pero todo, a fin de cuentas, es lo mismo. Lo más importante, si me entiende, es construir un ordenado sistema de mando. Y luego simplemente controlar la ejecución de las órdenes emitidas. Un sistema engrasado funciona, y si no funciona, se cambia el piñón por uno nuevo.
VZGLYAD: Es decir, ¿todos los servicios urbanos están cumpliendo sus órdenes?
V. P.: Sí, claro.
VZGLYAD: ¿Cómo actuará si Rusia no le presta un apoyo directo? ¿Construirá por su cuenta la república independiente de Donetsk?
V. P.: Ya la estamos construyendo. A ver, con la ayuda de Rusia todo iría más rápido. Es mejor que todo vaya por fases: despacio, pero con seguridad. Es que si nos atacan, nos intentan agredir... No sé... Será un poco difícil seguir desarrollando la gestión de la ciudad. Pero bueno, podremos con todo. No tememos a las adversidades, estábamos echando de menos algo de trabajo. Todo nos saldrá bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada