martes, 28 de febrero de 2012

Partidarios y detractores de Putin se preparan para las convocatorias del 4 y 5 de marzo

24/02/2012
Yevguéniya Zharkova
Traducción de Antonio Airapétov
El original



Masivas movilizaciones nuevamente inundarán Rusia tras las elecciones presidenciales. Para el 4 y el 5 de marzo están previstos mítines pro Putin y acciones de la oposición.


El líder del Frente de Izquierdas Serguéi Udaltsov llevará a sus partidarios a la plaza Púshkinskaya. “Púshkinskaya es un buen punto de partida para nuestra reunión del 5 de marzo. Simplemente debemos ser muchísimos allí”, escribió en su twitter.

Según lo prometido por el ayuntamiento, si los participantes no caben en la plaza Púshkinskaya, serán cortadas la calle Tverskaya y el Anillo de los Bulevares.

Sin embargo, el diputado de Rusia Justa Ilyá Ponomariov, calificó de inapropiada esta opción. “Interrumpirá el movimiento de toda la ciudad y ésta odiará a los organizadores. La plaza Manézhnaya no habría requerido cortes de ninguna clase", señaló.

El líder de La Otra Rusia Eduard Limónov ha ido más lejos y ha acusado a los "autoproclamados líderes" de cobardía, oportunismo, incapacidad de ofrecer resistencia al poder, y asimismo ha afirmado que han traicionado a la mayoría de los manifestantes, "que en estos días se declaraban favorables a un mitin en la plaza Lubyánskaya, en las proximidades de la sede del Comité Electoral Central (CEC)”.

Limónov y sus partidarios (hasta dos mil personas) llevarán a cabo una acción no autorizada enfrente del edificio del CEC. “El 5 de marzo tendremos que defender en la plaza Lubyánskaya el honor de la oposición rusa", ha declarado.

El creador del proyecto RosPil Aleksey Navalny ha reconocido que estaba en contra del traslado a Púshkinskaya y se había pronunciado a favor de “una acción no autorizada en Manézhnaya". Sin embargo, dado que el comité organizador había tomado esa decisión, ahora no veía mucho sentido en “armar un revuelo y criticar a todos". “Todo aquel que lo desee podrá desplazarse pacífica y calmadamente hacia Manézhnaya, tras el mitin de Púshkinskaya”, declaró Navalny en su twitter.

A su vez, el diputado de Rusia Justa en la Duma del Estado Guennádiy Gudkov ha recordado la necesidad de tener responsabilidad política. En su opinión, los líderes de la oposición no tienen derecho a instigar enfrentamientos que el 5 de marzo "serán inevitables en caso de una acción no autorizada".

Según las agencias de información, las fuerzas de seguridad tienen órdenes de abortar cualesquiera acciones ilegales de los manifestantes y, con especial firmeza, los intentos de plantar un campamento.

También piensa asistir a Púshkinskaya el conocido bloguero Oleg Kózyrev que ha señalado, no obstante, que en adelante le gustaría "ver entre los interlocutores de las autoridades a Navalny, Chiríkova, etc. (...) para mayor seguridad." “Claro que asistiremos a Púshkinskaya”, comentó. “Nos estamos pasando un poco con las concesiones, ¿no les parece? ¿Por qué no saltamos también a pata coja, para no provocar una escalada? Y Putin, que llegará al poder a través de unas elecciones ilegítimas: ¿eso no es una escalada?” Además Kózyrev ha señalado que "a los miembros de las organizaciones pro Putin les han permitido todas las plazas". Con ello hacía referencia a la aprobación las acciones de los movimientos pro Kremlin en las plazas Manézhnaya y Lubyánskaya.

Sus propios militantes no ocultan que su objetivo no es tanto celebrar la esperada victoria de Putin, como impedir a la oposición tomar esas plazas.

“La noche del 5 de marzo comenzarán a armar jaleo. Harán más o menos lo mismo que tras las elecciones a la Duma del Estado en la plaza Triumfálnaya. Pero si intentan tomar las plazas, no lo conseguirán: estas ya estarán tomadas", ha declarado en una entrevista al diario Izvéstiya el comisario de la organización pro gubernamental Los Nuestros Andrey Osípov. “La mitad de sus comunicados en los blogs ya se acercan a los llamamientos a un golpe de Estado. Escriben que tomarán las máquinas quitanieves y con ellas se abrirán el camino hasta el centro.”

Según la información disponible para la presente edición, Los Nuestros ocuparán Manézhnaya aún en plena votación: desde las 15:00 horas.

El diario Moskóvskiy komsomolets (MK) prevé masivos mítines nocturnos.

“El mitin de mayor envergadura se llevará a cabo en la plaza Manézhnaya a partir de las nueve de la noche, al cierre de los últimos colegios electorales. En cierto sentido, podemos decir que asistiremos a mítines nocturnos: algo que no se había visto en Rusia desde principios de los años 90", publica MK.
Según los datos de esta edición, para el 4 de marzo el ayuntamiento ha aprobado 13 solicitudes presentadas por movimientos pro Kremlin. Se informa, asimismo, que el 5 de marzo están autorizados los mismos mítines y a los mismos solicitantes que el 4.

Los miembros del Cuartel de las acciones unidas, que también integran Rusia Joven y Los Locales, convocantes del mitin de Lubyánskaya del 5 de marzo, afirman que saldrán a la plaza sólo “en caso de que gente como Aleksey Navalny emprenden una escalada del conflicto y abiertas provocaciones".

Según los medios, el mitin de la plaza Manézhnaya podría llegar a contar con la presencia del mismo Vladímir Putin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada